noviazgo adolescente

 

Volver a "de sentido común"

 

De sentido común: ¿Noviazgo adolescente?

 

Aclaración previa: la siguiente reflexión no es una condenación de algo que necesariamente está mal, no responde a la pregunta ¿está mal ponerse de novio a los 15 años? sino a esta otra: ¿es conveniente ponerse de novio a temprana edad? ¿se está suficientemente preparado en la adolescencia?, esta pregunta admite una respuesta “prudencial”, es decir, con márgenes de libertad y de excepciones a la regla general, porque no es “solo” cuestión de edad, aunque la edad también dice algo.

Esta reflexión es especialmente para los adolescentes que quieren vivir bien esa etapa de sus vidas, ese hermoso tiempo en el cual lo normal y saludable es tener la madurez propia de un adolescente...no más... ni tampoco menos!

Una vez pregunté “¿cuándo se piensan casar?” a unos novios de 14 y 15 años, ¡se imaginan la cara de sorpresa que pusieron!, pero la pregunta era más o menos como si preguntara “cuándo llegas a destino” a una persona que se subió a un ómnibus de larga distancia, no tendría por qué sorprenderse, alcanzaría con que contestara que todavía falta bastante tiempo o algo similar... salvo que ni piense ir a ese lugar; pero entonces ¿para qué se subió a ese colectivo? ¿por el solo hecho de viajar?;  suele terminar “en cualquier lado” el que viaja solo por viajar...

El noviazgo es justamente eso: un viaje hacia el matrimonio, un hermoso viaje en el cuál se elige con quién ir acompañado;  una de las elecciones más importante que hace una persona en su vida, ya que se puede equivocar de profesión y sin embargo sentirse plenamente realizado en el matrimonio, pero si se equivoca en el matrimonio difícilmente se sienta realizado solo con la profesión.

Y para poder decidir, elegir con quién viajar, hay que tener la suficiente madurez, no alcanza con tener las ideas claras o buenas intenciones… un niño no está preparado para manejar un vehículo por el solo hecho de que sepa cómo hacerlo o tenga suficiente estatura; un árbol de durazno florecido en julio difícilmente soporte las heladas del invierno y llegue a dar un buen fruto.

Lo que si es cierto es que en la adolescencia se está preparado para tener muchos amigos, disfrutar de la familia, del deporte, de la naturaleza, etc, y vivir la vida sin demasiadas preocupaciones y responsabilidades.

Si piensas que estás preparado  para el noviazgo, aún queda te un gran desafío y es que un noviazgo a temprana edad lleva a tener un noviazgo muy largo (10 años por lo menos!) ¿sos consciente de lo que eso significa? ¿no se “aburrirá” el amor esperando tanto tiempo? ¿no buscará vivir  “como en el matrimonio” para poder sobrevivir ?

Sé que es muy difícil poner razones a los sentimientos,  pero es muy saludable que los sentimientos también entiendan razones, porque -muchas veces- los sentimientos pasan y las razones que tienen razón permanecen…

No solo “crean” lo que les digo, miren a su alrededor y vean por ustedes mismos que un buen matrimonio no es algo casual sino que normalmente es fruto de un buen noviazgo…

                         

P. Héctor Albarracín

 

Volver a "de sentido común"